Exmedallista olímpico subasta su presea

Noticias, Videos No hay comentarios en Exmedallista olímpico subasta su presea 5

La vida da muchas vueltas y permanecer en un mismo sitio, más aún si es uno muy alto o de excelencia, demanda mucho esfuerzo, requiere sacrificios, tesón, constancia y mucho carácter.
No sólo en el deporte, en la vida en general aplican estas circunstancias para poder mantenerse en la parte alta de la esfera social.

 

Alguna vez gran prospecto de la Universidad de Hartford y cuatro veces seleccionado al Juego de las Estrellas de la NBA, Vin Baker, parecía tener un panorama bastante promisorio en la mejor liga de baloncesto del mundo y también con su vida en general como consecuencia.

 

En 1993 fue reclutado por los Bucks de Milwaukee, equipo en el que permaneció por cinco temporadas, hasta que en 1997 fue traspasado a los Supersonics de Seatle, donde habría de permanecer con altibajos hasta 2002, para retirarse en 2006 con más pena que gloria, y en ese lapso final, deambulando por varias organizaciones dentro de la NBA como Nueva York, Boston, Houston y los Clippers.

 

En su mejor momento, y lo que explica el porqué fue llamado a tomar parte del equipo olímpico de los Estados Unidos que participó en los Juegos de Sydney 2000, asistió cuatro ocasiones seguidas al All Star Game, de 1995 a 1998, con un buen baloncesto, con capacidad anotadora, buen reboteador, defensa que le hizo ganarse un respeto entre sus rivales.

 

Les compartimos un video en el que, con su mejor socio mientras estuvo con Milwaukee, Glen Robinson, tuvieron un momento de gloria con esa apesadumbrada franquicia…

La realidad es que Baker, de 42 años, a lo largo y ancho de su carrera, por concepto de sueldos, se embolsó la nada despreciable suma de 115 millones de dólares.

 

Una medalla olímpica no es un trofeo que cualquier ser humano se pueda jactar de tener, es un premio muy difícil de conquistar por una persona ordinaria. Es cierto, se puede comprar alguna si es que está a la venta, pero hay que ponernos a pensar un momento en qué lleva a un ganador de una medalla olímpica a desprenderse de ella.

 

 

Aún cuando no se sabe cuáles son las razones por las que esto ocurre, Baker puso en subasta, a través de la casa especializada Grey Flannel Auctions, su medalla conquistada en Sydney 2000 con el USA Team.

 

La presea se halla en condiciones inmaculadas y la puja inicial por este artículo fue de 35 mil dólares, es decir, no se podía ir en menos de esa suma. Se vendió por 67 mil 643 dólares y apenas hubo cuatro ofertas.

 

Una de las razones por las que Baker no pudo lograr más a lo largo de su carrera de 13 años en la NBA fue debido a sus problemas de alcoholismo, poco después de alcanzar su punto cúspide con los Seattle Supersonics y sus cuatro convocatorias al hilo al Juego de las Estrellas.

Author

Leave a comment

Back to Top

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com